domingo, octubre 24, 2021

Siempre juntos

El fin de semana nos encontramos a comer con amigos que me dio el periodismo. Tenemos mucha historia juntos. Muchas coberturas en un país donde las noticias nunca tienen respiro. Nos juntamos los periodistas de la vieja guardia, como cada año, para revivir momentos y para recrear los nuevos.  

Los que pasamos tantas horas tras una información, gastando la suela tras una noticia. Los que no dormimos hasta no tener la primicia. Ahora con más canas, sin tanto pelo, pero con la misma pasión de aquellos días.  

Rubén Garchi García el que puso al aire la señal TN por primera vez. Alguien con criterio periodístico como pocos, pero fundamentalmente un buen tipo. Actual productor ejecutivo del Noticiero 13, del que fui el primer movilero y ahora me enorgullece conducir. 

Gonzalo Aziz, tal vez uno de los mejores productores del móvil que acompañó mis coberturas más complejas y actual gran periodista político.  

Javier Lozano, la mejor pluma de la redacción. Periodista de alma y buena persona. 

Y Ricardo Pipino, unos de los creadores de Todo Noticias y mejores jefes que tuve, el que no dudaba ante una cobertura. El que un día me preguntó: “¿Te animas a conducir ya? Está llegando tarde Mario Mazzone. “Obvio”, le dije.  

Empezamos de abajo y fuimos creciendo de a poco. Con altibajos, pero siempre con honestidad. Donde ser un buen ser humano es más importante que el rating. 30 años bajo el mismo techo. 30 años de vida juntos. A pesar de las dificultades y de nuestros destinos. Siempre juntos. Amigos. 

A lo largo de nuestro recorrido existen seres por fuera de la familia que pasan a ser parte fundamental de nuestra vida. Seres que elegimos, por afinidad, por afecto. Los que nos ayudan a consolidar nuestras raíces y nos alimentan. Con ellos no hay secretos ni excusas, ellos son los que me entienden. Un amigo no te envidia, un amigo comprende. Un amigo disfruta con tus éxitos. Un amigo no te abandona en tu fracaso. Un amigo es aquella persona que sabe todo de vos y te quiere tal cual sos, sin pedirte nada a cambio.  

Estoy convencido de que no es posible tener una vida feliz sin amigos. Me parece fundamental para nuestro desarrollo, para nuestro crecimiento como seres manos. La amistar no se impone, no se programa. La amistad está.  

Es cierto que el concepto de amistad se va transformando: no es el mismo el que podemos tener cuando somos adolescentes al que invocamos de adultos. Luego de mucho andar, uno entiende que con los amigos compartimos todo: los buenos y los malos momentos. Y no hace falta estar todo el tiempo juntos para entenderlo. A veces, una charla, un asado, unas vacaciones o simplemente un llamado telefónico sirven para volver a acercarse. Hacelo.

Te lo dice un amigo.  

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

El milagro de la vida

El momento de dejar ir

El mejor regalo de todos