domingo, septiembre 25, 2022
InicioDe Puño y Letra Lomas de ZamoraAniversario lomense 161: seguir cumpliendo años juntos

Aniversario lomense 161: seguir cumpliendo años juntos

Siempre me gustó festejar aniversarios, ya sea el cumpleaños de un ser querido, algún acontecimiento social importante o el recuerdo de una institución con la que nos vinculamos de cerca. Mucho más, claro, si se trata del lugar donde nacimos, nos criamos o vivimos, como lo es Lomas de Zamora. Sí: nuestra querida ciudad está cumpliendo 161 años. Y qué mejor que festejarlo haciendo un viaje en el tiempo hacia el 10 de septiembre de 1861, cuando la Legislatura de la Provincia aprobó la ley que elevó al rango de Partido a Lomas, dándole autonomía. 

Antes de llegar al día en cuestión me gustaría ir un poco más atrás. Cuando los españoles llegaron a estas tierras, la zona ya era habitada por pueblos originarios conocidos como “telomines”. En 1580, poco después de la segunda fundación de Buenos Aires, esa tribu fue derrotada en el combate de La Matanza. Los españoles se repartieron entonces las tierras en cuestión y formaron allí un establecimiento de campo, hasta que en 1736 la estancia fue adquirida por Juan de Zamora, cuyo apellido, claramente, dio la denominación a esta zona. De Zamora tuvo estas tierras hasta 1765, momento en que las vendió al Colegio Nuestra Señora de Belén. Pero la expulsión de los jesuitas de todo territorio perteneciente a España por la Corona en 1767 provocó la disolución del colegio, por lo que en 1778 se subastaron los terrenos y aquel enorme campo fue adquirido por la Real Hacienda española.  

Tras la Revolución de Mayo y la declaración de la Independencia, las tierras pasaron a ser Estancia del Estado. Numerosos pobladores le pidieron terrenos al Gobierno y muchos fueron beneficiados con el reparto, como don Tomás Grigera. Estos viejos vecinos “lomenses” se presentaron en 1820 ante el gobernador pidiendo el título de propiedad de las tierras que venían trabajando.

La respuesta fue positiva y en mayo de 1821 se dispuso el primer amojonamiento en la zona, con su centro en el Pueblo de la Paz. Tras la distribución de las chacras y gracias al trabajo de los pioneros, el lugar comenzó a crecer lentamente. En torno al paraje conocido como “Tres Esquinas” (hoy Hipólito Yrigoyen y Pereyra Lucena), se fue formando el núcleo del pueblo. Lomas perteneció al Partido de Quilmes hasta el 7 de abril de 1852, cuando pasó a ser jurisdicción de Barracas del Sud.

Esto provocó varios conflictos de intereses, lo que generó una fuerte campaña de la comunidad local para lograr la autonomía. La insistencia de los lomenses finalmente dio sus frutos: el petitorio de creación del nuevo partido tuvo eco en la Cámara de Representantes bonaerense y la Ley 336 fue votada el 5 de septiembre de 1861. La promulgaron cinco días después. 

Ya pasaron 161 años desde aquella fecha. En el medio ocurrieron miles de cosas y la combinación de muchas de ellas nos terminó ubicando hoy aquí, en esta ciudad, comunicándonos por medio de La Unión. Lomas tendrá miles de defectos, pero yo no la cambio por nada. ¡Salud, vecinos!

Artículo publicado en el diario La Unión de Lomas de Zamora.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

El milagro de la vida

Desconectado del mundo

Una pausa necesaria

El momento de dejar ir