jueves, junio 30, 2022
InicioDe Puño y Letra Lomas de ZamoraEl legado futbolero de los primeros inmigrantes

El legado futbolero de los primeros inmigrantes

La semana pasada hablamos sobre la inmigración británica en Lomas de Zamora, especialmente en Temperley y su importancia en el desarrollo del ferrocarril. Hoy vamos a seguir en tema, pero enfocados en otro de los legados de esa comunidad. Para muchos, el más importante: el fútbol.  

Cuando los británicos residentes en Banfield se reunieron el martes 21 de enero de 1896 para fundar un club social y deportivo, la presidencia le fue confiada por unanimidad a Kick Kingsland, cuya personalidad emprendedora le aseguraba una gestión exitosa. Para los vecinos de la todavía despoblada localidad, “los inglesitos” eran conocidos por jugar al fútbol. 

La parada Edward Banfield del Ferrocarril del Sud fue la que le dio nombre al pueblo y a su alrededor se fue formando una población que tuvo en sus inicios a la Escuela N°7. 

La calle Maipú fue empedrada por la firma Gregorini hasta la Iglesia Parroquial, el santuario de la Sagrada Familia de Nazaret, levantado en unas tierras donadas por la señora Juana de Leguina y que tuvo como principal impulsor a Francisco Cordero, distinguido con el título de Caballero de la Cruz de San Gregorio Magno por el Papa León XIII.  

El siglo XIX se iba y los inglesitos trabajaban para que el club tuviese su equipo, el que finalmente se forma y se incorpora al campeonato superior de la Argentina Association Foot Ball League con los colores de la entidad: negro y azul a rayas verticales. El primer partido se jugó en su cancha contra Lomas y perdieron por goleada: 5 a 0. El equipo de Banfield terminó el torneo en la última posición, lo cual motivó una reorganización con nuevo nombre: Club Atlético Banfield. 

El primer presidente fue Francisco Cigarroa, sin figurar en el libro de actas. Esto se corrige y a partir de 1910 se regulariza con la elección de John Howard. Los alfalfares de Patiño, limitados por las calles Rincón, Alsina, La Magnolia y las vías del ferrocarril, fueron escenario de los primeros partidos. Así, el Club Atlético Banfield es la tercera entidad del fútbol argentino en antigüedad, detrás de Gimnasia y Esgrima La Plata y Rosario Central. 

Banfield recién logró su ascenso a la Primera División en el año 1912 al ganarle a Ferrocarril Oeste por 3 a 0, a pesar de haber logrado dos títulos en campeonatos anteriores. En 1920 ocupó el 2° lugar en el torneo oficial detrás de Boca Juniors y al año siguiente se afilia a la Asociación del Fútbol Amateur y al imponerse el profesionalismo, años después, pasa a la segunda categoría, hasta su ascenso a Primera en 1940. 

Columna publicada en el diario La Unión de Lomas de Zamora

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

El milagro de la vida

Desconectado del mundo

Una pausa necesaria

El momento de dejar ir