miércoles, mayo 25, 2022
InicioDe Puño y Letra Lomas de ZamoraUna joya de la arquitectura con mucha historia

Una joya de la arquitectura con mucha historia

Hola de nuevo, amigos de La Unión. Qué lindo es armar un mate y sentarme a buscar una historia de nuestro barrio para compartir con ustedes cada semana. Hoy vamos con la de un edificio imponente que los vecinos de Temperley seguro conozcan muy bien: el de la Escuela Nacional de Comercio Tomás Espora. Está ubicado, justamente, en terrenos que pertenecieron a Jorge Temperley. Luego fueron comprados por Gastón Sansinena, quien en 1888 construyó la mansión. Sansinena era el dueño del frigorífico “La Negra”, el primer establecimiento argentino que exportó carnes congeladas. Una edificación bien europea que ocupaba un gran terreno entre las calles Santa María de Oro, Almirante Brown, 14 de Julio y Cangallo.

El edificio principal del palacio tenía tres pisos, amplios sótanos y muchas habitaciones con cielorrasos de yeso decorados. Las ventanas eran vitrales que representaban escenas de las obras de Shakespeare y había cinco estufas con chifonier adheridos, una gran biblioteca tallada artísticamente y baños de mármol de Carrara. El palacio se conectaba con la estación ferroviaria a través de un túnel que llegaba directamente a los andenes.

La crisis de 1890 perjudicó seriamente a la economía nacional y Sansinena decidió desprenderse de la quinta.

Ese año la Constructora del Sud organizó una rifa cuyo premio era ni más ni menos que el Palacio Sansinena. La ganaron tres ejecutivos de la Cervecería Bieckert: Carlos Estrada, Nicanor de Nevares y Luis Molina. El 22 de agosto de 1891 compró la quinta Pastor Servando Obligado, hijo del gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Pastor Obligado Tejedor.

Unos años después, en 1893, la quinta fue ocupada por las tropas que se sublevaron contra el gobierno bonaerense: el coronel Martín Irigoyen estableció en ella su cuartel general. Luego sufrió varias subdivisiones, hasta que en 1925 su propietario fue Vernon Lindop, presidente de Sansinena Hermanos y la compañía La Forestal. Recién en 1944, luego de una paciente labor de la Asociación de Amigos de Temperley, la Escuela de Comercio logró alquilar el Palacio para establecerse definitivamente.

En 1982, el Ministerio de Educación de la provincia logró la expropiación para posibilitar el pleno funcionamiento del edificio como un centro educativo muy importante para Lomas de Zamora. Lamentablemente, en la madrugada del 1 de enero de 2005, un pavoroso incendio destruyó el Palacio Sansinena. A los pocos días, docentes, alumnos y ex alumnos pusieron en marcha un gran operativo solidario para reconstruir el Comercial de Temperley, orgullo de la educación local y una de las últimas joyas arquitectónicas de Lomas de Zamora.

Si querés leer más sobre Lomas de Zamora visita Diario La Unión

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

El milagro de la vida

Desconectado del mundo

Una pausa necesaria

El momento de dejar ir