miércoles, mayo 22, 2024
InicioDe Puño y LetraGanas de empezar a mirar

Ganas de empezar a mirar

Entre parpadeos y parpadeos crecieron tus hijos. Se fueron tus papás, dejaste de ver a tus amigos… Parpadeás y se te pasa la vida. Entre la puteada, el trabajo, el dinero que no te alcanza y los sueños que dejaste dentro de un cajón “para cuando se pueda”; siempre “para cuando se pueda”… Y a veces no se puede. 

Y mientras parpadeamos sin registrar a la otra persona nos perdimos un rato de risas, un abrazo… tal vez te perdés un amor, una caricia y un último “te quiero” a ese alguien que después, por esas vueltas del destino, ya no iba a volver a ver. 

¿Y si dejamos de parpadear un rato? ¿Y si nos corremos de esa velocidad que estamos llevando en este momento, paramos ese automatismo que nos imprime la vida y empezamos a mirar? ¿Y si mirás a tu hijo mientras hace la tarea? ¿Y si mirás a tu mamá mientras dobla la ropa? ¿Y si mirás a tu pareja mientras comen juntos? ¿Te juntás con tus amigos?

Tenés miedo, ¿no? Hay que ganarle alegría al tiempo. El tiempo va a pasar inexorablemente. Pero si va a arrasarnos, al menos que nos lleve llenos de miradas, de sonrisas. Y, sobre todo, que el tiempo nos encuentre celebrando. Creo que a esos momentos de felicidad no se los lleva ni la muerte: quedan grabados en el espacio infinito contagiando energía. Yo no sé nada, pero tengo ganas de empezar a mirar

Te lo dice un amigo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS