miércoles, julio 24, 2024
InicioActualidadLa furia y el enojo diario pueden explicarse a través de las...

La furia y el enojo diario pueden explicarse a través de las vidas pasadas

Los reallity de TV en Argentina y el mundo, han puesto sobre la mesa distintos temas que involucran a la sociedad y a los vínculos entre las personas, con el condimento de la desconexión total tecnológica y familiar diaria en algunos casos. Los sentimientos están a flor de piel, como la furia y el enojo. Protagonistas enojados o furiosos han captado la empatía de la mayor parte de los espectadores.

Una empatía que tiene que ver con cómo se encuentra en la diaria cada persona. Todos tenemos algún familiar, amigo o conocido que a todo momento se lo nota molesto por algo, incluso por cosas que quizás creemos que no ameritan tanto enojo. Y ¿qué tienen que ver las vidas pasadas con todo esto?

Como introducción a todo, primero hay que comprender el significado del Karma: todo eso que traemos para aprender en esta vida y que está compuesto de las cosas que no aprendimos en vidas pasadas, que no resolvimos, que evadimos, pero también de cosas nuevas que traemos para aprender en esta vida. Una vez que se considera dicho término, se puede comenzar a indagar la relación de todo esto con lo que actualmente le sucede a la persona afectada.

Tal como lo explica Gustavo N. Romoli, terapeuta en Regresión a vidas pasadas y miembro de la International Hypnosis Association (@regresionesavidaspasadas), “las vidas pasadas pueden tener mucho que ver con situaciones que se repitieron tal vez en más de una vida, con lo cual hay situaciones que nos pueden enojar, también sentir que nos invaden nuestro territorio y nos generan un malestar constante que implique enojo
y angustia a la vez”.

En estas cuestiones, la Terapia de Regresión suele ser una opción eficiente para lograr ser conscientes de lo que hacemos inconscientemente, con el fin de trabajar terapéuticamente las experiencias traumáticas ocultas de esta vida y de existencias anteriores que desde otro plano del subconsciente pueden perturbar la vida actual. La terapia tiene como uno de sus objetivos, detectar aquello que se repite y que no
sabemos de dónde viene, entenderlo y resolverlo progresivamente. Se hace a través de una relajación, y el paciente no necesita saber meditar ni ser conocedor de algún tipo de técnica previa para realizar la regresión.

“Para sanar, primero hay que reconocer el problema y estar convencida de querer abordarlo y sanar, le tiene que molestar el problema justamente. Porque hay gente que por ejemplo puede estar enojada y siente que es algo común y corriente en su vida cuando al resto le parece que es violento. Si alguien viene a la terapia para dejar de fumar, es porque uno realmente quiere dejarlo, no porque molesta a otros o porque se lo pide un tercero”, explicó Romoli.

En una sesión se busca el origen dentro de la vida pasada y quizás hasta se siente que la furia o el enojo no son propios, sino que pertenecen a la madre del afectado. Durante la terapia, se exploran distintos puntos buscando identificar cuál fue el momento más difícil o en el que el paciente siente que más se vio afectado. En ese momento se busca conectar ese punto con lo que hoy afecta en la vida actual.

En este marco, el profesional compartió un ejemplo de consultorio en el que grafica con hechos la situación: “Cuando hicimos la sesión, esta persona se percibió en una vida pasada donde se ve que le expropian unas tierras que tenía en las que estaba trabajando, y ahí es donde entra en esta angustia porque su familia se queda sin eso que los proveía día a día. A su vez, el enojo aparece también porque esto había sido creado por alguien de su entorno, alguien de quien creía tener su confianza. Es ahí que se potencia el enojo y pasa a ser rabia. En esa sesión se encuentra el conflicto y fuimos más atrás aún, donde todavía el conflicto no existía y de detectamos que esa persona que engañó a mi paciente tenía ciertas sociedades en conjunto con él y que, para luego no perder el negocio, lo engaña y termina perdiendo las tierras. Resultó que esa persona que lo traicionó, hoy es su hermano de esta vida presente con quien no se hablan hace mucho tiempo”.

Entonces, cuando se encuentra el origen, con la técnica se invita al paciente a que pueda expresar o hacer lo que no pudo en ese momento. De esta manera le ayuda a cambiar la emocionalidad que tiene el alma con esa situación, de esta manera lo puede resignificar. “Ahí quedó carga energética atrapada. Al tener acceso a esa línea de tiempo podemos percibir lo que uno siente que le hubiera gustado en ese momento. Para todo
esto pueden necesitarse varias sesiones o una, depende de cada caso. Una vez resuelto o aprendido, no se vuelve a repetir”, afirmó Romoli.

Y vos ¿probarías con este tipo de terapia? Al fin y al cabo, todo tiene una explicación en esta vida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS