miércoles, julio 24, 2024
InicioDe Puño y Letra Lomas de ZamoraQuiénes fueron y a qué se dedicaban los primeros inmigrantes en San...

Quiénes fueron y a qué se dedicaban los primeros inmigrantes en San José

¡Hola, amigos de La Unión! Así como ya hemos destacado más de una vez la importancia de distintos grupos de inmigrantes en la conformación de Lomas de Zamora como tal, quiero dedicar la columna de hoy a la comunidad polaca, clave en el nacimiento del barrio San José. 

Puede considerarse al 12 de diciembre de 1948 como la fecha de nacimiento de San José. Ese día, el martillero local Juan Boracchia realizó el remate de la parte que comprendía un sector delimitado por las calles Santa Cruz, Santa Ana, Garay y Pasco, de más de 4.000 lotes. 

Entre los primeros compradores estaba José Mokszycki, quien por ser polaco dominaba poco el español: se hizo de cinco lotes que tenían los números 12, 13, 14, 15 y 16, ubicados sobre la calle Calandria, para él y sus compatriotas. Fue el primer pocero del nuevo barrio y formó, con su familia, una empresa dedicada a las perforaciones. También Pedro Litarowics y Félix Morzowski compraron lotes ese primer día, siendo luego seguidos por otros polacos que vinieron a habitar este nuevo barrio rodeado de grandes eucaliptos. 

Como estos inmigrantes europeos tenían conocimientos técnicos, se fueron adaptando rápidamente al nuevo medio, llegando muchos de ellos a progresar y tener sus propias empresas, como el caso de Juan Wolk que instaló una de venta de maquinarias o el de Estanislao Witkowski, que en 1951 construyó la única sala de cine que había en el Barrio San José. 

La asistencia religiosa, al principio, era escasa y tenían que ir a la iglesia de Quilmes, donde daba una misa un sacerdote polaco. Posteriormente el padre Juan Antonio de Arguinchona, que era el párroco de San José Obrero, tuvo una reunión con la colectividad  polaca y decidieron dar todos los domingos una misa en ese idioma, por medio del padre Kornas. Pero en 1954 se reunieron Mokszycki, Wolk, Kowalski y otros 20 feligreses, decidiendo cumplir un viejo anhelo: construir un templo. 

En 1956 compraron dos terrenos para levantar una capilla bajo la advocación de Maximiliano Kolbe. Ellos mismos rellenaron el terreno y levantaron un salón que funcionaba los sábados como escuela polaca y los domingos como capilla.

Con ese objeto, al principio, utilizaron un gran contenedor que donó la Ford y fue traído en un tráiler por el presidente del Club Polaco de Quilmes. Se levantó una pared al frente y una medianera de ladrillo. En poco tiempo comenzó la recolección de fondos para la construcción de la nueva iglesia con la ayuda del padre Estanislao Wrobel. La nueva iglesia, ubicada en Churrinche y Tordo, comenzó a levantarse en abril de 1986 y fue inaugurada por el obispo de Lomas el 4 de junio de 1988.

En fin, amigos, una pequeña historia y un recuerdo sobre los orígenes de San José, un barrio que fue de los polacos. 

Artículo publicado en el diario La Unión.-

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS