viernes, enero 27, 2023
InicioActualidadTecnología en vacaciones: amiga o enemiga en el desarrollo de los niños

Tecnología en vacaciones: amiga o enemiga en el desarrollo de los niños

¿Cómo acompañar a nuestros hijos en el mundo de las redes sociales y los avances tecnológicos? En general, pero aún más en tiempos libres o de descanso como en las vacaciones, los más pequeños tienden a extender el uso de computadoras, celulares o aparatos similares ¿Existe un tiempo adecuado de exposición a los dispositivos electrónicos?

Durante los primeros años de vida, los niños y niñas desarrollan un sentido de iniciativa y creatividad, además de sentir curiosidad por el mundo que los rodea y por aprender. Están en una etapa de exploración respecto a su capacidad para crear y comunicarse usando distintos medios, tales como crayones, pinturas y otros materiales de arte, bloques, herramientas para juegos dramáticos, figura en miniatura y más.

También, a través del movimiento creativo, el canto, el baile y el uso de sus cuerpos para representar ideas y experiencias. Las tecnologías digitales les brindan una salida más para demostrar su creatividad y aprendizaje.

A lo largo de la vida, y más aún en momentos tales como las vacaciones, donde los jóvenes se encuentran con ratos más libres y de ocio, existen diversos usos de la tecnología para los que los más pequeños tendrán contacto con los dispositivos digitales: videojuegos; entrenamiento; videos; exploración; estudio; investigación; conexión con otras culturas, entre otros.

Asimismo, también se pueden encontrar riesgos reales a la hora de florecer el contacto con los dispositivos electrónicos. “Comportamientos adictivos;ensimismamiento; dificultades en algunos hábitos sociales; tiempos prolongados a expensas de otras actividades; exposición a las redes sociales que pueden desembocar en interacciones potencialmente riesgosas; desarrollo de una personalidad paralela u otras cuestiones relacionadas a la privacidad”, enumeró Gabriel Rshaid, director de The Global School, institución ubicada en Pablo Nogués, partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

¿Y los límites de tiempo de uso?

Si bien existen estudios frecuentemente citados respecto a posibles efectos nocivos del uso de la tecnología por parte de los niños, ninguno de ellos arriba a conclusiones significativas, y mucho menos que permitan delimitar tiempo máximo de uso por edad, como se pretende frecuentemente señalar, buscando recetas o soluciones simples para un tema que es muy complejo.

Los especialistas señalan claramente que el problema no es tanto el uso en sí de la tecnología sino los tiempos que se restan a otro tipo de interacciones que propician el sano desarrollo. Si el uso de dispositivos electrónicos hace que los niños inviertan menos tiempo en jugar al aire libre, moverse, socializar con otros niños, entrar en contacto con la naturaleza, realizar juegos que estimulan y desarrollen su imaginación, sin duda el atractivo de videojuegos u otras aplicaciones tecnológicas puede resultar sumamente perjudicial para su crecimiento.

Se debe distinguir, además, si el uso es activo o pasivo. El uso pasivo implica pasar horas en redes sociales; navegar por internet, ver series o películas online, jugar a juegos o cuestiones similares que lleven al sedentarismo. Con moderación, ninguna de las distracciones mencionadas son nocivas. Por otro lado, el uso activo incluyever video tutoriales para aprender algo nuevo, crear música digital, editar fotos y videos, crear animaciones, o cualquier uso relacionado a adquirir nuevos conocimientos o que impliquen movimiento físico.

Paradójicamente, los problemas están más enfocados en los adultos que los niños, y la literatura también indica cómo, quizás, el mayor riesgo esté en el descuido de la conexión parental con los niños cuando son los adultos quienes terminan ensimismados e invirtiendo demasiado tiempo en el uso de la tecnología. En este marco, el director de The Global School, Gabriel Rshaid, resumió alguno de los principios que sustentan a un uso lo más saludable posible de la tecnología. 

• Conectar con los hijos antes que con la tecnología es fundamental.

• No usar la tecnología como unpacificador / canal emocional.

• Utilizar los canales tecnológicos a conciencia y entender los usos que se les pueden dar, previo a la exposición.

• Advertir explícitamente sobre los riesgos de los mismos.

• Entender claramente los comportamientos apropiados e inapropiados.

• Dar buenos ejemplos a los jóvenes respecto al uso.

• No espiar a los hijos, brindar el espacio adecuado.

• Usar en familia a la tecnología.

• Seguridad si, miedo no. Si aprendemos a utilizarla correctamente, puede ser una gran herramienta en la crianza de nuestros hijos.

• No es recomendable el uso de pantallas, por lo menos media hora antes de dormir.

• Los juegos pueden ser beneficiosos para adquirir conocimientos o estimular a los chicos.

• Las nuevas tecnologías los pueden conectar con la vida cívica.

• Es importante generar un balance entre autonomía y acompañamiento.

• También, seguir aprendiendo y no temer. La mirada positiva aplica a todo en la vida.

• La seguridad a la hora de incluir a la tecnología en la crianza, también se trata de estar presentes como adultos.

Artículo anteriorAMORES DE PLAZA
Artículo siguienteCAOS HOSPITALARIO
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS