domingo, septiembre 25, 2022
InicioActualidadLos bebés y la obesidad

Los bebés y la obesidad

En principio debemos saber que la obesidad del bebé es un tema que comenzó a tener relevancia y abordaje en los últimos años, ya que desde la mirada familiar muchas veces lo tradicional era pensar que un bebé gordito era sinónimo de un bebé sanito.

Ahora bien, para describir lo que significa hablar de obesidad en bebés, debemos saber que en general, la obesidad del bebé solo se presenta después de los 6 meses de su nacimiento, siempre que se alimente con leche materna o de fórmula. Cuando la dieta se amplía y no se cuida de la forma adecuada, existe el riesgo de comenzar con indicios de obesidad. Esta tiene lugar cuando su peso real excede de manera significativa al que debe tener, de acuerdo con su edad. Esta condición puede alterar su normal desarrollo.
Por lo anterior es siempre recomendable realizar la consulta con el pediatra, dado que es él quien debe indicar las acciones a seguir respecto a la alimentación del bebé. Como padres debemos saber que la principal causa de obesidad en los bebés son los errores en la dieta. Ocurre que muchas veces se le da más comida de la que requiere, se le permite el consumo de dulces o se introducen ciertos productos antes de tiempo, desordenando la alimentación.

Otro hecho importante a destacar es que sin bien no es frecuente, la obesidad del bebé también puede aparecer aunque sólo se alimente de leche materna. Esto sucede cuando el número de tomas se incrementa más de lo necesario. A todo esto se suma la genética, la cual también juega un rol muy importante en la obesidad, lo cierto es que en muchos casos resulta más determinante la dieta y el estilo de vida en general.

Cuando el bebé comienza a gatear e incorpora actividad motora, estos se vuelven más activos, lo cual ayuda a perder el exceso de peso acumulado hasta ese entonces.
En este sentido son muchos los padres que consultan respecto a ¿Qué ocurre si un bebé tiene sobrepeso? Aqui podemos decir que los riesgos que derivan en un bebe obeso están dados por un retraso en los movimientos, ya que al tener más peso les costara más moverse y tardan más en sentarse y gatear.

Hay algunos factores que también aumentan la probabilidad de obesidad en los bebés, entre ellos podemos mencionar como decíamos anteriormente la genética, también durante la gestación y embarazo las madres con sobrepeso u obesidad, así como aquellas que fuman o padecen diabetes gestacional, presentan más riesgo de tener bebés obesos, y el hecho que si el bebé ingiere comidas rápidas, alimentos procesados y bebidas azucaradas durante la etapa en la cual comienza a ingerir alimentos sólidos, hay más posibilidad de obesidad.

¿Qué hacer para prevenir la obesidad del bebé?

La primera medida para prevenir la obesidad del bebé es alimentarlo solo con leche materna durante los primeros 6 meses de vida. Después de esa edad, la pauta se puede complementar de forma gradual. Al momento de introducir nuevos alimentos lo indicado es ofrecer primero el pecho.
Es importante no obligarlo a comer si no tiene hambre. Para que adquiera buenos hábitos, conviene darle productos bajos en azúcar, sal y grasas. El agua es la bebida correcta, y no los jugos o bebidas gaseosas. Además de poder incorporar frutas y verduras crudas o cocidas.
Sumar actividades al proceso de crecimiento tales como el juego, ya que es un incentivo ideal para que se muevan acorde a su ritmo y crecimiento.

Por Lic Sergio Farinelli, especialista en obesidad infantil @serfarinelli
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

El milagro de la vida

Desconectado del mundo

Una pausa necesaria

El momento de dejar ir