miércoles, agosto 17, 2022
InicioActualidadLa “otra educación”: la emocional. La importancia de gestionar las emociones en...

La “otra educación”: la emocional. La importancia de gestionar las emociones en los niños desde edad temprana

La escuela es uno de los más importantes ámbitos de contención afectiva, de encuentros que posibilitan y promueven destrezas, habilidades emocionales y sociales que contribuyen en el bienestar de todos los niños y niñas. La escuela podria pensarse como un “entrenamiento” para la vida, donde a través del encuentro con un otro, con sus costumbres y características, les permite conocerse a sí mismos, interrogarse y cultivar normas y valores que los ayudará a crecer y ser cada día mejores personas. Esto es posible gracias a las relaciones que se generan desde la proximidad, desde ese contacto físico y afectivo que tan importante y necesario es para el desarrollo emocional de todo niño y niña. 

Con la pandemia de Covid 19 que vivimos, el “mundo” educativo de los niños se vió afectado no sólo en la forma de aprender sino también a la hora de vincularse y trajo aparejado muchas emociones desencontradas.  Esto provocó un gran interrogante en todos los docentes y profesionales que trabajan en el sistema educativo: ¿Cómo acompañar y contener emocionalmente a los niños y niñas que ahora regresan a las escuelas con una gran “mochila” de

situaciones vividas? En ese sentido, la pandemia vislumbró la imperiosa necesidad de que la educación no solo atienda y abarque contenidos pedagógicos y académicos, sino también aborde el desarrollo de habilidades socioemocionales, siendo una de ellas la capacidad de aprender a gestionar las emociones de manera sana y asertiva. 

 En la actualidad, se observa tanto en los niños como en los adolescentes, cada vez más dificultades en lo que respecta a los vínculos sociales.  Esto se puede ver reflejado en los hechos de violencia, en acciones de agresión, burla y/o maltrato que se da entre pares. Por ello, resulta fundamental que no solo en los hogares sino también en las escuelas, se trabaje en esta “otra educacion” la emocional, para que desde edad temprana se trabaje en el desarrollo de los valores como el respeto y la empatía, en la toma de conciencia de la propia responsabilidad, entre otras habilidades socioemocionales más. En ese sentido, la educación emocional no solo contribuye al bienestar y desarrollo integral de los niños, sino también es considerada una herramienta poderosa para la prevención de la violencia.

Enseñarles a reconocer, comprender y gestionar sus emociones, son aprendizajes tan importantes como enseñarles a comer, vestirse solo/a, lee, escribir, entre otras tantas cosas más. Cultivando desde temprana edad el desarrollo de competencias emocionales en los niños y niñas, vamos a poder brindarles las herramientas para que puedan comprender y gestionar sus emociones de manera saludable. Dichas habilidades serán como una especie de “brújula interna” que los guiará y  permitirá relacionarse mejor con los demás, afrontar los problemas del día a día, tomar decisiones acertadas e, incluso, tener una mejor salud tanto física como mental.

*Lic. María Laura Lezaeta es Psicóloga infantil, y co-fundadora de JUEGOlogía, donde desde hace varios años equipan a profesionales de la salud y padres con herramientas lúdicas y terapéuticas para trabajar diferentes áreas cognitivas, emocionales y sociales en niños

Artículo anteriorLAS COSTURERAS
Artículo siguiente“CUARTO DE LUNA MENGUANTE”
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

El milagro de la vida

Desconectado del mundo

Una pausa necesaria

El momento de dejar ir