miércoles, septiembre 22, 2021
InicioActualidadTendenciasMigrar o Emigrand@

Migrar o Emigrand@

La decisión está tomada. Se van de la Argentina. Pasajes emitidos, visas en mano, inmuebles alquilados o vendidos, y la ilusión de encontrar una mejor oportunidad de vida en el exterior. La motivación no es simplemente económica, buscan mucho más que eso: estabilidad, seguridad y sobre todo bienestar.
El mundo está hoy dominado por la incertidumbre.
Proyectar dejar tu país también lleva consigo una carga emotiva que la vas adaptando a media que crece la aventura.
Muchos confiesan que el sentimiento de desarraigo no es sencillo de tolerar, dejar atrás a los seres queridos y perder las costumbres es la parte más difícil de la decisión, pero están
aquellos que no lo harán solos.

PARA EMIGRAR SE NECESITA SER 

HUMILDE la humildad es el mejor camino para entender las nuevas costumbres, creencias, tradiciones; además nos permitiría entender que el no contar con las comodidades a las que estabas acostumbrado, no es el fin solo es circunstancial.

POSITIVISMO de esta manera estarás atento a las posibilidades y serás fuerte ante las adversidades.

PACIENTE para entender que llegaras a la meta propuesta, aunque no sucederá de un día para otro.

VALIENTE para enfrentar los nuevos retos que representa iniciar de cero en un nuevo país.

Hoy comparto con ustedes una reseña de lo que se convirtió en una gran experiencia de dos personas decididas a proyectar su vida en otro/s país/es. Ella es Camila (24), a una sola materia de recibirse de Licenciada en Relaciones Laborales (UBA) y él es Leandro (30) es Abogado (UK). Ellos en primera persona nos cuentan su hazaña.

“Hace 7 meses y un poco más que arriesgamos todo para instalarnos en otro país… Lo veníamos pensando hace mucho, aproximadamente 4 años atrás empezamos a buscar posibilidades para irnos de manera legal y descubrimos que podíamos tramitar nuestras ciudadanías por nuestros bis-abuelos (que no conocimos jamás, pero les estaremos eternamente agradecidos). Ahí empezó la odisea burocrática, conseguir turno en los consulados, recolectar datos, partidas, documentos, apelar a la memoria de la abuela, etc… aun así lo logramos, juntamos todo y en 2019 presentamos nuestros papeles que se convirtieron en la CARPETA MAS VALIOSA QUE NOS IBA A ACOMPAÑAR EN ESTA PRIMERA Y TAN DIFICIL ETAPA, Solo quedaba esperar, sabíamos que esos trámites tardarían
bastante, pero.. por algo se empieza, ¿no?…

2020 y una pandemia nos cambió todo… Teníamos planeadas unas vacaciones a Europa que no pudieron ser (ninguno de los dos conocía), trámites de ciudadanía trabados, facultad pausada y mientras tanto, trabajos más demandantes que nunca.

Si bien la idea de irnos estaba en nuestra cabeza hacía tiempo, no nos imaginábamos ese momento. No teníamos un lugar a donde ir o un trabajo esperándonos en otro lado, así que literalmente era dejar TODO lo que teníamos (buenos trabajos, buenos sueldos, un título, años de estudio, familia, amigos) y empezar de cero en otro lugar.

¿Por qué Suecia? Una pregunta que nos hicieron todos. Elegimos Suecia porque era uno de los países que, en ese momento, tenía habilitada una Visa Working Holiday para Argentinos. Era la única opción que teníamos para irnos, sin tener ciudadanía europea. No nos íbamos con trabajo, simplemente nos íbamos con un papel que nos permitía estar de manera legal en la Unión Europea durante un año. Si queríamos trabajar, nos podían contratar.

Y así empezó esta aventura cuando se concretó en un plan muy repentino: aplicamos a la visa en julio 2020, en octubre de ese mismo año nos la aprobaron y en enero 2021 nos fuimos.

¡Llegamos a Suecia con nuestras 4 valijas, 2 mochilas, un bolso matero y mucho miedo, No les vamos a mentir! No sabíamos con qué nos íbamos a encontrar. Llegamos tapados de nieve, con -15 grados y una oscuridad terrible (eran las 4 de la tarde y ya era de noche), ah.. y con un idioma INENTENDIBLE para nosotros, SUECO!, pero el inglés es el idioma que te conecta o al menos podes comunicarte con el mundo.

A la semana de llegar los dos encontramos trabajo y a los 15 días nos fuimos a vivir a una casa con un grupo de argentinos (con quienes hoy seguimos compartiendo muchas cosas).
Logramos acomodarnos tan rápido que no podíamos creerlo.

La experiencia de vivir en un país nórdico es INCREIBLE, desde sus servicios, sus paisajes, su gente, su clima, TODO ES REALMENTE UNA LOCURA.

No nos arrepentimos ni un segundo de haber salido de nuestra zona de confort y de la comodidad que teníamos en Argentina, para empezar de cero en un lugar como este. Hoy vivimos en un país justo, seguro y lindo por donde se lo mire, con una calidad de vida que nos permite, aún con trabajos no calificados, vivir bien, viajar y ahorrar.

Absolutamente nada de esto hubiese sido fácil sin el apoyo de las familias y nuestros amigos, y definitivamente nuestra vida en Suecia no sería igual sin la tecnología que nos acompaña. Las videollamadas y los mensajes a toda hora nos hacen sentir como si estuviésemos cerquita. Extrañamos mucho sus abrazos, pero nos dan motivos más que suficientes para volver a visitarlos muy pronto. Algo que aprendimos estando acá es que cuando el amor es grande, la distancia casi no se siente.

Desde nuestra experiencia, hoy podemos decir que valió la pena arriesgarlo todo. Y para quienes nos estén leyendo, nos gustaría transmitirles que se animen, que arriesguen, que
lo intenten y que no se queden con las ganas. No hay barreras ni limitaciones cuando pones toda tu energía y tus ganas en pos de tus objetivos. A veces cuesta un poco más, a veces un poco menos, pero al final se van a llevar una experiencia nueva y mucho aprendizaje.”

Para resumir todo en una oración: ¡Papeles en regla, un poco de inglés y ganas, es todo lo que necesitan para emigrar a este lado del mapa!

Gracias por el espacio y, por supuesto, responderemos todas las dudas que tengan (ciudadanías, trabajos, idioma, pros, contras, y más) en el vivo que se viene con @nattycabre PROXIMAMENTE!
Saludos desde Suecia, Camila (@camilarocioc) y Leandro (@laobrecht).

Si bien estas postales no sirven para hacer estadísticas ni para generalizar, ya que representan sólo una muestra de la sociedad, suceden todos los días en la Argentina de hoy.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Viví Positivo.

Americando

Psi_ en línea

MÁS LEÍDAS

El milagro de la vida

El mejor regalo de todos

Sanar se Sana Haciendo