viernes, agosto 6, 2021

Curar vs. Sanar

¡Hola! ¿Cómo estás? Cuando comenzamos un camino de búsqueda, de autoconocimiento o de sanación generalmente ya hemos estado haciendo algún tratamiento con medicina alopática, que como es de público conocimiento, ha logrado numerosos descubrimientos para la humanidad pero también es cierto que cada vez más y más personas aún en tratamientos o post operaciones recurren a mí diciéndome frases como “estoy con tratamiento psiquiátrico pero no estoy bien”, “necesito algo distinto porque no veo los cambios”, “la operación fue un éxito pero yo me siento mal, me hacen estudios y no me encuentran nada” y muchas otras.

Estamos atravesando un momento muy difícil pero a la vez este tiempo ha ayudado a muchas almas a comenzar un camino de gran introspección y toma de consciencia. Para sanar debemos tener en cuenta que necesitamos equilibrar nuestro cuerpo, mente y alma. Recordá que estos tres aspectos son fundamentales, si uno de ellos no está incluido en nuestro tratamiento no nos sentiremos bien porque no somos sólo un cuerpo o sólo una mente.

Cuando recurrimos a lo holístico podemos comenzar a trabajar desde lo físico como por ejemplo: comenzar a beber más agua, consumir fruta y verdura orgánica, comenzar a tener una nutrición más saludable y hacer la actividad física que mejor resuene con vos.
Inmediatamente vas a percibir como sus efectos repercuten en tu mente y en tu alma.
Acompañá siempre la actividad o deporte que elijas con una práctica de yoga, sesiones de Reiki, acupuntura o reflexología. Asimismo te recomiendo adentrarte en fitoterapia desde el ayurveda (ciencia de la vida), las flores de Bach y homeopatía.

Ahora bien, si deseás comenzar a sanar desde la mente, te propongo que consideres la meditación utilizando y probando distintas técnicas como pranayamas (ejercicios de respiración conscientes), visualizaciones guiadas o a través del arte (pintar mandalas) y mindfulness (atención plena). También podés abordarlo desde una apertura de registros akáshicos o sesiones de coaching. Y por qué no sumarte a algún taller o curso que quizás venís postergando-te.

Por último, si desearas comenzar desde tu alma, cualquier práctica espiritual que te permita conectar con vos mismx y con tu YO SUPERIOR valdrá la pena practicarla. Esto abarca cualquier práctica religiosa, meditar o practicar alguna de las ramas devocionales del yoga que te comenté en mi último artículo.

Una vez más te aliento a que hagas tu búsqueda y a probar porque hay muchas posibles elecciones. Siempre sos vos la responsable de ocuparte de tu ser. No deposites esa inmensa tarea en el otrx. Yo te acompaño y te afirmo que todas las terapias y prácticas mencionadas aquí han ayudado a miles y miles de almas en todo el mundo.

Mi mensaje hoy es transmitirte que curar es una cosa pero sanar es de adentro hacia afuera teniendo en cuenta que somos un todo.

¡Hasta la próxima semana!

Vanina Jimena Perez
🕉Hatha Yoga Adultos y Niños🤰🏼Embarazadas 🧘🏼‍♀️Meditación 🙌🏻Maestra Reiki Usui y Karuna 🎆Reg. Akashicos ⚖️Terapeuta Ayurveda 💎Radiestesia.y P. Hebreo
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

Sanar se Sana Haciendo

Un nuevo comienzo