domingo, octubre 24, 2021
InicioCuerpo, Mente y AlmaLo que pienso es la realidad que creo

Lo que pienso es la realidad que creo

¡Hola! Cuando estamos dispuestxs a sanar debemos tener en cuenta que hay un abanico muy grande de posibilidades y todas ellas son válidas, siempre y cuando resuenen con tu búsqueda, canalicen energía para bien y te guíen a encontrarte con lo más profundo de tu ser.

Un buen maestro te guiará y te ayudará a activar ese fuego interno que existe dentro tuyo. Es primordial que comiences a hacer consciente eso que hoy no lo es, y por eso a veces no entendés por qué o para qué te suceden las cosas que te ocurren en la vida.

Desde nuestro lugar, lo primero que solemos hacer es echar culpas a otrxs, por ejemplo, a nuestras parejas, nuestros padres, hijos, un jefe, etc., por lo que estamos atravesando.

Entonces quizá sea una buena idea comenzar a averiguar acerca de tu árbol genealógico para así entender qué ocurrió en tu clan mucho antes de que vos nacieras. ¿Qué le paso a esa madre o abuela que vino escapando de una guerra padeciendo hambre? Poco a poco irás descubriendo si tus padres fueron deseados, cómo fueron criados y vivieron durante su infancia, si hubo abortos en generaciones previas, violencia, suicidios, adicciones, y mucho más. No te imaginás lo revelador que esto puede ser para comprender tu rol en esta vida y el para qué de los eventos que te ocurrieron y te ocurren hoy. Entenderás, con la ayuda de una biocodifacadora o consteladora, qué o a quién en tu árbol has venido a sanar. Por lo tanto, una vez que comiences a trabajar sobre esto ya no te enojarás, sino que sentirás compasión por eso que atravesaron tus padres, tus abuelos, y otros ancestros. Sin juzgarlos ya, sino observando qué patrones estás repitiendo inconscientemente e intentando repararlos o revertirlos. Te recuerdo que lo que no sanamos, lo repetimos.

Ya sé lo que te estarás preguntando: ¿cómo hago? Siempre depende de vos, de tu necesidad de continuar a pesar de la información no tan agradable que recibimos cuando empezamos a indagar sobre nuestro árbol. Tenés el poder de romper con esas creencias y patrones. Hace algunos años, el Dr. Masaru Emoto tomó muestras de agua y a cada una le dijo una frase diferente durante varios días. Luego, congeló cada una de las muestras de agua y, al cabo de unos días, las evidencias fueron increíbles. A las moléculas de agua que les dijo “te odio”, “basura”, se cristalizaron con unas formas muy feas; en cambio, aquellas que recibieron frases como “te amo”, “amor” o “gratitud”, se formaron unos mandala maravillosos. Imaginate que si esas frases impactaron así en esas moléculas de agua lo que impactan en nuestro
cuerpo, que está conformado de un 75% de agua, nuestros pensamientos, lo que nos decimos
a cada minuto.

Vos no sos un patrón de pensamiento, vos no sos una creencia. Vos sos energía. Por eso esta semana te propongo que si por ejemplo sos una persona que tiene mucho miedo, afirmes: “Tengo el valor que necesito”. Mantrealo una y otra vez, y así crearás nuevos pensamientos que se verán reflejados en tus acciones, en tus sentimientos y emociones.

Te dejo aquí algunas frases para que mantrees por lo menos durante treinta días y también te invito a que crees las tuyas. Afirmá, afirmá desde lo más profundo de tus entrañas.

Tengo coraje para…

Soy paciente y respeto mis tiempos.

Me amo, me acepto y me apruebo.

Estoy sana, estoy sana, estoy sana.

Agradezco todo lo que soy y todo lo que tengo.

¡Hasta la próxima semana!

Vanina Jimena Perez
🕉Hatha Yoga Adultos y Niños🤰🏼Embarazadas 🧘🏼‍♀️Meditación 🙌🏻Maestra Reiki Usui y Karuna 🎆Reg. Akashicos ⚖️Terapeuta Ayurveda 💎Radiestesia.y P. Hebreo
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

El milagro de la vida

El momento de dejar ir

El mejor regalo de todos